SHIATSU

El shiatsu ( [shi], «dedo», y [atsu], «presión en zonas del cuerpo») o digitopuntura es una medicina alternativa manual originaria de Japón, reconocida por el Ministerio de Salud de Japón, siendo la recopilación de diversas técnicas tradicionales.

Shiatsu es un nombre nuevo para una de las más antiguas formas de la medicina: curar con las manos. El shiatsu emplea la presión de la mano y técnicas manipulativas que ajustan la estructura física del cuerpo y sus energías internas naturales para preservarlo de la enfermedad y mantener un buen estado de salud.

La tradición oriental describe el mundo en términos de energía. Considera que todas las cosas son manifestaciones de una fuerza vital universal, que los japoneses llaman Ki y los chinos Chi. Como la terapia del shiatsu tiene su origen en Japón, se prefiere la palabra Ki a la palabra china. Ki es la sustancia primordial y la causa de la fuerza vital. Se la describe con frecuencia como «energía», pero Ki también es sinónimo de aliento en las lenguas japonesa y china. La medicina oriental considera que la armonía del Ki dentro del cuerpo es esencial para la salud. Todos sus esfuerzos se dirigen a este fin.

La terapia mediante shiatsu, cuyo objetivo es la prevención y tratamiento de enfermedades, es un sistema para mejorar la salud eliminando los factores que producen fatiga y estimulando la capacidad de recuperación propia del cuerpo por medio de presión digital y manual aplicada sobre determinados puntos establecidos sobre la superficie del cuerpo. Asimismo, los tratamientos de shiatsu suelen incluir estiramientos, movilizaciones y manipulaciones articulares y otras técnicas de masaje. Es habitual que los terapeutas de shiatsu trabajen los puntos de los meridianos de acupuntura de la Medicina Tradicional China (MTC) aplicando presión con sus pulgares.

Beneficios del shiatsu

Resumimos algunos de los muchos beneficios del shiatsu:

    • Genera una profunda relajación que beneficia el funcionamiento general del organismo.
    • Estimula la circulación circulatoria y linfática.
    • Equilibra el sistema nervioso, respiratorio y digestivo.
    • Estimula el sistema inmunológico.
    • Ejerce un efecto de depuración profunda del organismo.
    • Libera el estrés, la tensión, los nervios, la ansiedad, etc.
    • Mejora el rendimiento físico e intelectual.

Indicaciones del shiatsu

El shiatsu está indicado, sobre todo, para mejorar el estado general de la salud, aunque también tiene aplicaciones concretas en determinadas afecciones, dolencias o enfermedades:

    • Depresión, ansiedad, estrés, insomnio, nervios, ira.
    • Migrañas, cefaleas, dolores de cabeza, vértigos.
    • Trastornos del aparato mecánico (dolores musculares, ostoporosis, articulaciones, etc)
    • Trastornos gastrointestinales, úlceras, digestiones pesadas, acidez.
    • Hipertensión.
    • Asma.
    • Lesiones deportivas.
    • Trastornos inmunológicos.
    • Dolores menstruales.
    • Agotamiento, fatiga, cansancio, falta de energía.

Contraindicaciones del shiatsu

Aunque se trata de una terapia moderada, suave y no agresiva, el shiatsu está contraindicado en los siguientes casos:

    • Enfermedades infecciosas
    • Enfermedades de la piel
    • Fiebre
    • Enfermedades de origen inflamatorio
    • Obstrucción intestinal severa
    • Enfermedades del hígado y páncreas

Cuestiones importantes para comprender el alcance del shiatsu

Antes de contarte exactamente en qué consiste una sesión de shiatsu, es importante comprender las diferencias fundamentales que existen entre la medicina tradicional oriental y la medicina occidental que conocemos:

    • Medicina occidental

      La medicina occidental basa su práctica en el conocimiento científico, es decir, establece una serie de patologías y síntomas en base a la evolución que ciertas enfermedades presentan en los estudios clínicos, ensayos y experimentos científicos. Así, propone un repertorio concreto de medicamentos y terapias que, de manera estadística, han funcionado mejor a la hora de tratar los cuadros patológicos y sus síntomas. Este método es completamente impersonal, puesto que las variables que mide tienen más que ver con parámetros químicos, observando al paciente solo en base a su género, edad y patología. De hecho, existen médicos especializados que nos diagnostican, tratan y medican de manera independiente, sin contemplar el organismo ni los estados emocionales o personales de una manera global.

    • Medicina tradicional oriental

      La medicina tradicional china, japonesa o hindú, incluyen factores que a nosotros pueden parecernos algo “abstractos”, tan acostumbrados que estamos a las referencias y el método científico. Sin embargo, el hecho de que no puedan medirse o contrastarse con el método científico, no quiere decir que no sean coherentes, o eficaces. Este tipo de medicina no cree en las patologías ni en síntomas o tratamientos concretos, sino que contempla la salud desde un punto de vista general en el ámbito del paciente. Es decir, estudia su cuerpo, su mente, su espíritu, sus emociones, sus circunstancias personales, su entorno y cómo todos esos factores contribuyen o no a mantener la salud. No existen tratamientos estándar, sino una manera completamente personalizada de diagnosticar y tratar al paciente, teniendo en cuenta todos los factores que hemos mencionado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies