BOK BU MASAJE ABDOMINAL

Los orientales siempre han visto el vientre como la sede de la energía vital; el tan tien o hara, un punto situado por debajo del ombligo que, “une la energía del cielo y la tierra, el yin y el yang. Si este se estanca, se bloquea la energía de todo el cuerpo. El abdomen nos indica cómo está nuestra salud, física y emocional.

Desde los inicios de la medicina tradicional china los sabios orientales conocían la influencia de las emociones en el sistema digestivo. El vínculo que existe entre nuestro vientre y lo que sentimos es hoy en día estudiado también por los médicos occidentales.

Si escuchamos a nuestro cuerpo no es difícil darse cuenta de que en el abdomen se concentran nuestras emociones: ¿quién no ha sentido alguna vez un nudo al estómago cuando algo iba mal, o dolor y hinchazón abdominal en una situación de estrés o nervios?
Actualmente, vivimos en una sociedad donde predomina el exceso de movimiento, una rutina condicionada por obligaciones, horarios, compromisos, metas y objetivos.

No es casualidad que junto a una situación de estrés, ansiedad o nerviosismo sintamos nuestro vientre hinchado, tenso o con dolor, pudiendo llegar incluso a padecer desequilibrios digestivos como estreñimiento, flatulencias, digestiones pesadas, tensión abdominal, etc. Si no les prestamos la suficiente atención, estos síntomas iniciales pueden empeorar nuestro estado emocional. Y así, el malestar se retroalimenta de lo emocional a lo físico y viceversa.

Son muchos los estudios que actualmente indican que un estrés emocional mal “digerido” puede provocar un estancamiento psíquico-físico-emocional, un bloqueo producido por una emoción reprimida, que posteriormente puede llegar a somatizarse y se manifiesta en forma de distintos síntomas a través de nuestro cuerpo.

El primer paso para salir de un círculo de malestar es reconectar con tu esencia, lo que se consigue a través del milenario masaje BOK BU.

El abdomen es un espejo que muestra el estado de los distintos órganos y cualquier anomalía de nuestro cuerpo. Por ello, la observación y tratamiento de la zona abdominal permite prevenir y tratar diversos desequilibrios o enfermedades.

Nos aporta múltiples beneficios:

  • Recupera la vitalidad del organismo
  • Estabiliza el sistema nervioso
  • Ayuda a desbloquear emociones
  • Reconecta contigo mismo, con tu esencia
  • Mejora el tránsito intestinal
  • Cuida el sistema digestivo
  • Limpia el organismo y elimina toxinas

Este tratamiento está muy indicado para períodos de agotamiento, cansancio, depresión, para tratar el estrés, los dolores de cabeza, los momentos de agitación y nerviosismo ya que equilibra el yang del cuerpo ayudando a estabilizar el sistema nervioso, sin olvidar el enriquecimiento para el buen funcionamiento de nuestros órganos internos.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies